Blog

Blog casa miedo suscribirse ultima hora

Publicado el 11/12/2018

Tratado del miedo

 

Tratado del miedo

 

Sin entrar en detalles nuestro espectáculo es una vivencia en directo, una experiencia llena de emociones, de gritos, de risas, de sensaciones intensas durante muchas horas junto a un equipo de actores y un grupo de personas que las comparten contigo.

Pero por definición es un espectáculo: “Cosa que se ofrece a la vista o a la contemplación intelectual y es capaz de atraer la atención y mover el ánimo infundiéndole deleite, asombro, dolor u otros afectos más o menos vivos o nobles”. Es decir, es una ficción en la que vas a sentir emociones, pero sobretodo, sabes que vas a salir vivo.

Nuestra intención siempre ha sido, es y será que el espectador disfrute de lo vivido y no salga traumado por el miedo. Muy al contrario, que salga satisfecho de su experiencia y de sí mismo. Vencer el miedo y la satisfacción que produce ayuda a nuestra felicidad.

Si quieres saber porqué, sigue leyendo

 

¿Qué es el miedo?

El miedo, es una emoción básica y primaria, y sentirlo acarrea consecuencias sobre el organismo. Es una emoción a priori desagradable, ya que nos hace sentir mal, pero no significa necesariamente negativa, ya que sentir emociones siempre es positivo, sean cuales sean.

También es una emoción que trata de protegernos de lo que ocurre. Cuando sentimos miedo, nos sentimos también indefensos, y en muchas ocasiones nos retiramos, nos escondemos o huimos.

El problema, con cualquier emoción, no es la emoción en sí, sino que nuestras creencias e interpretaciones, hacen que nos sintamos mal. La vergüenza, el miedo, el pudor, la alegría, son solo emociones y nuestro cerebro es el que dictamina si es bueno o no. Es una emoción que reacciona en función de nuestros patrones mentales, de nuestras ideas y pensamientos, pero el miedo en sí mismo es positivo, nos ayuda a protegernos de un suceso para el cual todavía no estamos preparados.

Muchas veces no hacemos lo que realmente deseamos aunque sea importante en nuestra vida, porque sentimos inseguridad de lo que pueda ocurrir. Viajar, cambiar a otro lugar o país a vivir, cambiar de trabajo o iniciar un negocio propio, comenzar una relación sentimental, hacer algo nuevo, tomar una decisión, o algo tan simple como ir por un lugar oscuro nos puede provocar esa inseguridad.

El miedo es contemplado muchas veces como una emoción negativa, algo que hay que evitar y que está vinculado con la infelicidad. Sin embargo, si el miedo es una emoción que está presente en todas las culturas y seres humanos..., ¿Porqué existe? ¿Estará ahí por algo? ¿Acaso cumple alguna función relevante? ¿Para qué sirve el miedo?

 

Resumiendo mucho, el miedo sirve para sobrevivir, es un mecanismo adaptativo a un entorno que nos genera temor. Para lo que sirve el miedo tiene que ver con nuestra capacidad para reaccionar rápidamente ante situaciones peligrosas, ya que gracias a él nos protegemos cuando existe una amenaza.

 

Es una emoción intensa, que bien utilizada nos puede salvar la vida. Es la respuesta del organismo cuando tenemos un peligro delante. Y el miedo tiene muchas caras. Tantas como personas, ya que todos tenemos nuestro talón de Aquiles.

Según la psicología experimental, existen seis emociones primarias: alegría, sorpresa, ira, tristeza, asco, y miedo. El miedo es una de las emociones más básicas del ser humano. Es una emoción que cumple un papel fundamental: la supervivencia. Lo que no te mata te hace mas fuerte

El miedo es una emoción tan importante, que no podríamos vivir sin miedo.

Nuestra felicidad y bienestar depende de las decisiones que tomamos en nuestra vida y de cómo interpretamos lo que ocurre. Somos nosotros los responsables de estar bien y hacer de nuestra vida una experiencia fascinante. Vencer el miedo y la satisfacción que produce ayuda a nuestra felicidad.

El miedo no es un problema, solo nos previene... El problema es lo que hacemos con el miedo. El miedo solo es un problema cuando le tienes miedo a tus miedos .

Y superarlo tiene muchas “Recompensas y beneficios”:

 

Respuesta biológica. El cerebro libera adrenalina cuando sentimos temor, pero al superar ese momento y verificar que la situación es segura, activa la dopamina, el neurotransmisor asociado al placer y la recompensa. De ahí que muchas personas sientan amor por las sensaciones fuertes y quieren vivir experiencias intensas, deportes de aventura, ver películas de terror…..

El contagio de la actividad posterior Cuando termina la acción y hemos superado el peligro, seguimos emocionados durante un buen rato y esto contagia la actividad siguiente. Es lo que se conoce como la transferencia de excitación. Es lo que se siente al salir de la nuestra casa, terminar su vivencia y recordarla con amigos o trasmitirla.

Sube la autoestima. Las simulaciones terroríficas sirven para ponernos a prueba y saber hasta donde somos capaces de llegar. Sentimos temor, pero asociado a la capacidad de autocontrol y auto-superación que nos aumenta el ego. "He sido valiente al haber sido capaz de superar el momento peligroso"

Favorece la curiosidad. Hay personas a las que les gusta vivir experiencias nuevas, en general, extrovertidos que buscan estimulación. Por eso buscamos superar los obstáculos para continuar nuestra andadura. Si superamos el miedo a lo desconocido creceremos en vez de quedarnos siempre estancados. Descubrir lo desconocido es lo que siempre ha hecho avanzar a la humanidad.

Desarrolla la empatía. Nos ponemos en la mayoría de las ocasiones en el lugar de la víctima, podemos sentir lo que le pasa, nos identificamos y sufrimos con él o ella, pero lo hacemos desde nuestra situación, sabiendo que eso no nos está ocurriendo a nosotros y le ayudamos en la medida de nuestras posibilidades, tanto si está delante de nosotros como si está a nuestro lado. Esa es la verdadera empatía.

Es un aprendizaje básico. El cerebro humano es un gran simulador virtual. Frente a una situación peligrosa, adelantamos de forma inconsciente lo que va a pasar y elaboramos de forma instantánea nuestras propias estrategias para intentar superarlas y el mejor método de aprendizaje. Es el instinto animal de supervivencia.

Favorece la convivencia. El terror se vive y se vence mejor en grupo. A ver y/o vivir una experiencia de terror se va en grupo porque lo mejor es compartir una experiencia intensa con nuestros amigos, la euforia del mal rato que se ha vivido juntos pero que se ha superado. Si estás solo frente al peligro buscarás a quien tengas mas cerca para vencerlo unidos.

 

Beneficios que el miedo puede traer a tu vida

1. Para competir

Cuando no estamos seguros del siguiente paso que debemos tomar en la vida, sentimos miedo. Esa inseguridad que encontramos por poner en peligro la estabilidad y nuestra zona de confort, nos hace pensar en si debemos seguir o no con nuestros planes. El miedo es una emoción que nos ayuda a conocer de manera intuitiva la situación, y a decidir si debemos movernos, pero sobre todo a planificar como podemos hacerlo con seguridad.

El miedo es una competencia personal que nos desafía a nosotros mismos. Nos lleva a enfrentar y evaluar los riesgos y a tomar grandes decisiones para encontrar el éxito. Al contrario, si nos dejamos dominar por el miedo, existe la posibilidad de detenernos y paralizarnos por completo. Por este motivo hay que reaccionar. (Correr, gritar, etc....)

2. Es un incentivo

En la búsqueda de nuevas metas y horizontes, no nos podemos permitir sentirnos pequeños frente a nuestros rivales y/o los obstáculos que nos encontramos. Al dejar entrar este sentimiento, se corre el riesgo de retrasar nuestro verdadero crecimiento personal.

La mayor parte de los miedos tienen siempre un componente de imaginación propia, no son amenazas reales a nuestra vida o éxito. Debemos estar abiertos a sentir miedo, y dejarle encontrar su lugar por medio de la razón. Con un buen control emocional, podemos hacer del miedo un incentivo que nos empuje para cambiar con la necesaria precaución.

3. Analiza

El miedo no aparece sin razón. Normalmente, tiene origen en las cosas a las que tememos. Pensamientos de pérdida y fracaso son lo que nos hace evitar nuevas experiencias. Sin embargo, evitarlas no sirve de mucho, pues no ponemos a prueba nuestra creatividad para enfrentar los problemas o retos. En este caso, el miedo nos ayuda ver diferentes posibilidades para ser pro-activos, y tomar decisiones

4. Como protección

El miedo nos obliga a generar un estado que nos permite agudizar los sentidos, gracias a ello, podemos prestar más atención a los desafíos que se presentan en la vida o el trabajo. Además, manda alertas sobre cuándo se debe ser cauteloso o audaz, esconderse o actuar.

Es un buen aliado para escuchar apropiadamente. Habrá momentos en que el miedo dirá ‘ahora o nunca’, y otras ocasiones en que escucharemos ‘podemos dejar pasar tiempo’. Estos son los puntos que deben servir como guía para negociar y planear los siguientes pasos.

5. Energía útil

Aprender a manejar este sentimiento nos permite convertirlo en algo útil, para utilizarlo de una manera más productiva. El miedo es la energía que mejor sirve cuando se trata de perseguir sueños y objetivos.

El miedo nos ayuda a regular cómo de grandes deben ser nuestros pasos en cada momento... como una madre que vela por nuestra seguridad.

Tenemos que asociar al miedo con oportunidad, es decir, una experiencia positiva. Sentir cómo nos empuja a ir más allá, para luego ver la evolución de los retos enfrentados y el camino recorrido.

Moraleja

Muchas gracias a tod@s por superar vuestros MIEDOS con nosotros. Todos tenemos MIEDOS, el que diga lo contrario, miente. La diferencia de unas personas respecto a otras, es que unos se paralizan y otros avanzan. Cuando se organiza algo, se tiene MIEDO a que salga bien (pero el que no arriesga, no gana) por eso queremos que tod@s disfrutéis y que tod@s recordéis vuestras arriesgadas aventuras.

Vivir es compartir, compartir es vivir.

La vida está llena de MIEDOS, MIEDOS profesionales, de cambios personales, de cambios sentimentales, de afrontar nuevos retos, ….

Estamos convencidos que superar nuestra experiencia os ayuda; ni la incertidumbre ni los obstáculos os frenarán para afrontar y conseguir todo aquello que se os ponga por delante.

Tod@s sois grandes personas, tened el MIEDO en su justa medida, para que os siga permitiendo avanzar y alcanzar todo aquello que se os pase por la cabeza.

Hacedlo! Y sí os da MIEDO, hacedlo con MIEDO.

(0) Comentarios

Publicado el 25/11/2018

Inmejorable!!

Sarita!!! Decir que el espectáculo no sería lo mismo sin ti, todos son imprescindibles pero tú, a parte de imprescindible para el espectáculo eres alguien especial que hace relucir las cosas, consiguiendo la noche más brillante a pesar de estar en penumbras. Me has hecho reír muchísimo y también provocaste ternura y la atención permanente durante todo el espectáculo. Gracias por tu trabajo y cercanía. Creare un club de fans de Sarita y la araña (es chica😊)

(0) Comentarios

Publicado el 16/05/2018

Noche del 12 de Mayo del 2018

Hola Sebastian. Fue un inmenso placer compartir la noche del sábado con vosotros. No pudimos despedirnos como hubiera sido deseable, y por eso quiero mandarte este mensaje. Discúlpanos pero nos tuvimos que marchar. Eramos el grupo de 8 chicas, en las que estaba yo, estaba también Maria, Laura, Ana, Lucia......Espero que nos recuerdes. Quería decirte que fue un placer y un honor verte actuar. Tienes una prosa que pocos actores tienen , y eres un crack en la improvisación. Nos dejaste gratamente sorprendidos. Gracias por todo. Manejas el espectáculo de una forma sobervia, educada y intachable. Muchas muchas gracias por hacer tu trabajo tan maravillosamente bien. Tengo muchas ganas de volver. Bravoooooooooooo y bravísimoooooooooooo. Un abrazo..

(0) Comentarios

Publicado el 22/05/2017

Una noche inolvidable 06/05/2017

Un grupo de aragoneses nos decidimos a pasar una noche de Miedo hace ya unos meses, en nuestro grupo había de todo, algunos a los que les encanta el miedo, a otros que ven las pelis de miedo con los ojos tapados y otros que ni las ven por el miedo que pasan, pero como todos nos venimos muy arriba pues para la Quinta de Melque que nos fuimos en MicroBus …. Quiero deciros por los que tenéis alguna duda, que TODOS nosotros repetiríamos. No voy a dar muchos detalles, pero deciros que las sensaciones son geniales y que han pasado 15 días y aún seguimos riéndonos y hablando de la espectacular noche que vivimos y de las anécdotas pasadas. Meterse en la historia para nosotros fue fácil, ya que llevamos meses hablando de esto, metiéndonos miedo por el grupo de whatsapp, pero os recomiendo que cuando ya vayáis por el camino de tierra hacia la casa, os olvidéis de todo y os metáis de lleno en la historia, porque disfrutareis muchísimo. Muchas gracias a todos los personajes Sebastián, Amador, Sara, Doña Julia, Don Gregorio... por saber conducirnos a una historia y una noche genial, por saber poner ese punto de humor tan bueno, por esos momentos de miedo donde gritamos tanto, y por tantas cosas que no puedo desvelar. Con toda seguridad que este grupo de fatos volverá a veros. PD: Sebastián gracias por ese abrazo mañanero, donde nos dijiste que también habíais disfrutado muchísimo 

(0) Comentarios

Publicado el 19/05/2017

La Quinta de Melque

Hoy hace una noche estupenda para pasear por el campo. Un paseo relajante es lo mejor para olvidar el ruido del asfalto, sus gentes con sus “ires” y “venires”. Respirar, sobre todo respirar, inhalar hasta lo más hondo de tus pulmones ese olor a tomillo fresco. Sinceramente, no sé a dónde ir ni qué camino tomar. Pero, en este alejado pueblo tampoco hay mucha elección. Recuerdo que salí de la ciudad, arranqué el motor de mi coche, y me puse a conducir sin rumbo, después de doscientos kilómetros dirección al Norte, tomé la primera salida por una carretera comarcal. El sueño ya podía conmigo, así que paré en un pueblo cualquiera, me llamó la atención un conjunto de casas alejadas de color azul, donde en el tejado ponía pintado “EL MATE”. Destacaba sobre todo, por qué destacaba de las casas rusticas, de piedra del pueblo de al lado, y por cómo estaban colocadas las casas, como si de una urbanización se tratara. Había cuatro edificaciones, un pozo, un huerto abandonado, y una bodega, y un sepulcro familiar. Empieza a refrescar, pero quiero andar, quiero despejar mi mente, veo un cartel de madera, donde se puede leer, camino a la ermita; me voy a dirigir hacia allí, que mejor manera de relajarte, sentado en la puerta de una iglesia, alejado del mundo y mirando las estrellas. Hay luna llena, me relajo porque así habrá algo de luz cuando vuelva al pueblo, tendré que buscar un sitio para dormir. Y creo que va siendo hora, el aire que viene me da escalofríos, y oigo crujir la hierba seca como si alguien se acercara. Quizás tanta paz no es tan buena, tanto silencio, “uu, uu.”, se oye un búho. Mejor vuelvo. Voy acelerando el paso, cada vez más aprisa, y me paro en seco, y me entra la risa. “¿Cómo puedo ser tan tonta?, parezco una niña corriendo de nada. No hay nadie.” Intento tranquilizarme, y voy más lentamente, “Vine a relajarme”. Por fin, ya han abierto, el único bar del pueblo, voy a preguntar dónde puedo alojarme. Me pido una cerveza, “¿Aquí no ponen aperitivos?, En fin… Voy a preguntarle a la chica de la barra, tiene una sonrisa que da confianza”. - Perdona, se me ha hecho tarde y busco sitio para alojarme, ¿sabes dónde podría pasar la noche? - El pueblo más cercano donde hay algún hostal queda a 15 kilómetros de aquí. – Me dice mientras me sonríe. Me dirigí al coche, y metí la llave… Pero no hacía contacto. “Vaya, me dejé las luces encendidas. Me he quedado sin batería”. Todavía se podía llamar a la asistencia en carretera, y ya de paso, pues que me acerquen a un pueblo más grande donde pueda dormir. Dios, en este pueblo no hay cobertura. “Maldita la hora, que decidí pararme a caminar por el campo”. No hay nadie por la calle, y andando por calles y caminos me veo en frente del complejo de casas azules aislado del pueblo. - ¿HAY ALGUIEN AHÍ? – Grito una y otra vez, pero no hay respuesta. No voy a ser la que se quede en la calle, creo que voy a saltar la valla. No hay perros, no hay nada ni nadie a la vista. Y ¡BINGO! La verja está abierta. Me acerco a la entrada con sigilo, y precaución, Levanto el brazo, cierro mi mano para llamar a la puerta y se abre. Veo a una mujer que me da la bienvenida – Bienvenida, hija. Tienes cara de tener hambre. Estamos preparando la cena ¿Gustarías de entrar a cenar algo? La verdad, que estoy hambrienta, hay que confiar en las buenas personas, quizás pueda pasar esa noche ahí. - Sí – le dije sonriendo- No encuentro alojamiento, y estoy dispuesta a pagar por pasar esta noche, necesito descansar para continuar mi camino. - Estás en el sitio correcto, me llaman Doña Julia – dijo con su sonrisa – Pasa… Bienvenida a la Quinta de Melque. Si saber cómo continúa la historia Reserva en La Quinta de Melque, ven a disfrutarla tú mismo con tus amig@s y con los personajes que ahí habitan, risas aseguradas, noche terrorífica, despedidas de miedo, y por la mañana te dan de desayunar.

(0) Comentarios

Publicado el 28/03/2016

Merece la pena

Gracias a todos por provocarnos esa mezcla de miedo, intriga y risa que hicieron que disfrutáramos de la noche como dos enanos. Nos llevamos un bonito recuerdo. Un placer. Imanol y Ane, de Bilbao.

(0) Comentarios

Aaa8b84df0e210a9e1755fea274bf871
69c8a09896420499058b9acf8d70196e
Db7c9381d05a24b9c69200c2105d97fb

©2008 VIAJES CON IMAGINACION